Gráfica Takarada hipoxia en inmovilización

Oclusión vascular para frenar la atrofia muscular durante un período de inmovilización

En algunos posts relacionados con el entrenamiento oclusivo y en el post que escribí en buenaforma.org tituladoganancia muscular en rehabilitación”, mencioné que el entrenamiento oclusivo podría emplearse para minimizar la pérdida de músculo de la extremidad afectada en un período de inmovilización donde se paraliza el anabolismo y se acelera el catabolismo. Me gustaría desarrollar a continuación, a partir del trabajo Takarada y dos autores más que se publicó en el año 2000 en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise, cuál podría ser la dosis adecuada de oclusión combinada (en cuanto a frecuencia y duración) para beneficiarnos del ambiente hipóxico y así recudir la atrofia muscular.

Durante un período de inmovilización, que puede ser tras un postoperatorio o por tener escayolada una extremidad, la aplicación de oclusión por sí sola para generar hipoxia tisular puede resultar beneficiosa. En el trabajo de Takarada, se escogió a personas que iban a ser operadas de ligamento cruzado anterior y se dividieron en dos grupos. Al grupo experimental se le aplicó oclusión durante el período de reposo en cama y al grupo control no se le aplicó oclusión.

Dosis de oclusión combinada en el grupo experimental:

Dosis de oclusión en inmovilización

El período postoperatorio duró 2 semanas y en este tiempo se aplicó todos los días un total de 10 series, repartidas en 5 y 5 (dos momentos diferentes del día),  las cuales duraban 5 minutos y se liberaba la circulación durante 3 minutos.

El resultado tras esas 2 semanas fue este:

Gráfica Takarada hipoxia en inmovilización

Se puede observar como en el grupo experimental, quienes recibieron la oclusión intermitente durante los 14 días, la pérdida de músculo fue aproximadamente la mitad con respecto al grupo que no recibió ningún tipo de tratamiento.

Con este post quería mostraros, mediante el trabajo de Takarada, como la hipoxia por si sola sí puede tener un efecto preventivo hacia la atrofia muscular por desuso o inmovilización.

Referencias bibliográficas:

Takarada Y, Takazawa H, Ishii N. Applications of vascular occlusion diminish disuse atrophy of knee extensor muscles. Med Sci Sports Exerc. 2000 Dec;32(12):2035-9.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>