OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Las bebidas energizantes” ¿Posible nueva dependencia? (III)

Después de introducir qué son las bebidas energizantes y qué sustancias las componen finalizamos esta serie de entradas analizando los efectos que pueden provocar estas bebidas sobre el organismo humano.

Como explicamos anteriormente, en principio, las llamadas bebidas energizantes fueron creadas para incrementar la resistencia física y proveer al consumidor de reacciones más veloces, un nivel de concentración mayor, evitándole el sueño; proporcionándole sensación de bienestar, estimulando el metabolismo y ayudando a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo.

Del uso con motivos deportivos, se pasó a los llamados “after party” para resistir noches y los días enteros “de fiesta”. Algunos consumidores optan por mezclar las bebidas energizantes con las  alcohólicas; esta mezcla puede llegar a ser letal para el organismo.

Si nos vamos a la página web de PubMed (sitio web de citaciones y resúmenes de artículos de investigación biomédica con acceso a los artículos) y hacemos una búsqueda como por ejemplo “energy drink” observamos que obtenemos multitud artículos de investigación que contienen este término. Este hecho nos indica la importancia y popularidad que han adquirido este tipo de bebidas en la población.

Gráfica Coco

Un artículo llamado “Dose response effects of a caffeine-containing energy drink on muscle performance: a repeated measures design” (Efectos de dosis-respuesta de una bebida energética con cafeína sobre el rendimiento muscular: un diseño de medidas repetidas) alcanzó las siguientes conclusiones:
En comparación con el placebo, la ingesta de 1mg/kg y 3mg/kg de cafeína con una bebida energética aumentaron la presión arterial sistólica en reposo, la presión arterial diastólica, la media de la presión arterial y la frecuencia cardiaca en una dosis-respuesta  (Tabla 1, p <0,05). Por otro lado, estas dosis de cafeína no afectaron el gasto de energía en reposo, ventilación mecánica o cociente respiratorio.

La dosis de 1 mg / kg de cafeína no produce significativos efectos ergogénicos sobre el rendimiento muscular, en cambio la ingesta de 3mg/kg de cafeína mejora significativamente la fuerza muscular en el tren superior e inferior del cuerpo.

En el artículo llamado “Hypertension in a young boy: an energy drink effect” se describe el caso de un jóven que había consumido varias latas de bebidas energéticas, en la auscultación presentaba taquicardia sinusal e hipertensión arterial. Ambos valores volvieron a la normalidad tras unas horas en observación. Cabe destacar que el paciente era muy sensible a la cafeína y no podemos afirmar que sea un efecto generalizado en toda la población jóven.

Como conclusión obtenemos que la mayoría de los doctores piensa que el uso de las llamadas “bebidas energizantes” está contraindicado para menores de edad, debido a los niveles de cafeína y otros de sus componentes, nocivos para la salud.

Energy drinks 3

Su uso no está recomendado para las personas que sufren de hipertensión arterial o cualquier otra insuficiencia similar ya que podrían sufrir un paro cardíaco.

Por otra parte, la Universidad de Chile señala lo siguiente: Ingerir bebidas energizantes con otro fármaco o droga excitante, puede causar daños irreparables en la salud, como por ejemplo accidentes cardiovasculares severos que pueden desencadenar crisis hipertensivas, hemorragias cerebrales o infartos cardíacos.

Si bien es cierto que con un uso responsable se recomienda el consumo de bebidas con cafeína en ciertas situaciones donde se necesiten niveles de atención o concentración elevados como durante la conducción o la práctica deportiva intensa.

Al igual que con el alcohol y otras sustancias, con las bebidas energizantes se debe tener cuidado y hacer de ellas uso adecuado, ya que la dependencia no es sólo física, también es social, y es allí donde aparece el deporte extremo, el vértigo y la velocidad entre otras situaciones, generando un incremento en el riesgo de caer en el abuso o dependencia de sustancias psicoactivas.

Photo credit: Simon / AuKirk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>