Marcha glúteo medio estabilizador

La eficacia del glúteo medio como estabilizador de la pelvis

Con relación al post de la semana pasada, en el que os hablaba del ejercicio leg-extension y su aplicación equívoca con el objetivo de potenciar el vasto interno como estrategia para afrontar lesiones de rodilla, hoy me gustaría hablar sobre el glúteo medio y su relación con ciertas patologías femororrotulianas.

Como ya os dije en el post pasado, es necesario garantizar una adecuada función de todos los músculos estabilizadores tanto por arriba como por abajo para evitar lesiones de rodilla de tipo ligamentoso, meniscal o femororrotuliano. Muchas patologías, molestias y desequilibrios en los miembros inferiores pueden estar asociados a una debilidad del glúteo medio.

¿CÓMO DETECTAMOS ESA DEBILIDAD EN EL GLÚTEO MEDIO?

El glúteo medio es el principal estabilizador de la pelvis durante el apoyo monopodal en el plano frontal. Así, cabe decir que la evaluación de dicho músculo es prioritaria en la prevención de lesiones en los miembros inferiores.

Para detectar una debilidad en el glúteo medio durante el apoyo monopodal se realiza el conocido test de Trendelemburg. Esta prueba consiste en pedirle al sujeto, en posición de bipedestación, que flexione un poco la rodilla para quedarse apoyado sobre un solo pie. Cuando la persona esté en apoyo monopodal, la mejor forma de valorar si existe debilidad en el glúteo medio es ponerse detrás y observarlo en plano frontal.

Existirá una falta de eficacia o debilidad del glúteo medio cuando este no sea capaz de contrarrestar el momento de aducción del apoyo monopodal. ¿En qué fijarse? Debemos de observar si durante el apoyo existe una nivelación de la cadera, o por el contrario no, como vemos en la siguiente imagen:

Test Trendelemburg

En la imagen de la derecha, se puede observar como el glúteo medio no es eficaz a la ahora de estabilizar la pelvis en el apoyo monopodal.

Una vez detectada la debilidad, si la hubiese, actuando desde de la cadera podemos corregir las estructuras del miembro inferior ya que esta es una proyección hacia abajo hasta tal punto que influye en la alineación pie-tobillo.

Ahora, ¿cómo entrenar el glúteo medio? No voy entrar en cómo entrenarlo, sino en cómo no.

CÓMO NO ENTRENAR EL GLÚTEO MEDIO

Para la activación del glúteo es muy corriente escuchar, ver o encontrar que el ejercicio de extensión de cadera en supino con las rodillas flexionadas es el indicado. En la mayoría de veces lo ponen como el poderoso ejercicio para aumentar tus glúteos, tener el glúteo perfecto y cosas así. Bien, este ejercicio no es eficaz para una adecuada activación y entrenamiento del glúteo medio y sí lo es para el entrenamiento de la musculatura extensora del raquis lumbar. Ver análisis ejercicio extensiones de cadera en supino.

Extensión de cadera. Abdominales

Otro de los ejercicios más comunes que lo pintan también como milagroso para los glúteos, es el de extensión de cadera unilateral en cuadrupedia. Lo mismo tengo que decir, no son ejercicios adecuados para la activación del glúteo.

Hasta aquí el post de hoy, espero que os haya gustado.

Photo credit: dietadeporteStemcelldoc’s Weblog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>