entrenamiento-concepto-funcional

Concepto de entrenamiento funcional. No te equivoques.

Desde hace un tiempo el concepto de entrenamiento funcional, o más bien la tendencia de atribuir a la mayoría de nuevo métodos e instrumentos la palabra funcional, se ha extendido con suma rapidez y a gran escala. Existe una equívoca manía y costumbre de calificar como “funcional” y clasificar de “entrenamiento funcional” el uso concreto de ciertos materiales y metodologías de entrenamiento.

Es preocupante que todo este tipo de métodos, programas y en definitiva falsas creencias o mitos se estén difundiendo como la pólvora entre los usuarios deportivos, y más preocupante aún, entre los mismos profesionales.

Etimología de la palabra “funcional” y el concepto de entrenamiento funcional.

Partiendo del origen del término “funcional”, según la Real Academia Española es lo perteneciente o relativo a las funciones, también cuando es dicho de una obra o de una técnica: eficazmente adecuada a sus fines y lo perteneciente o relativo a las funciones biológicas o psíquicas (empleado en el concepto de recuperación funcional). (RAE, 2001).

Dicho esto, para la adecuada utilización del término debe de relacionarse con las funciones para las que está diseñado el sistema psico-biológico del ser humano de una forma eficaz  y respetando estas mismas funciones. Lo contrario, como apuntan Heredia y otros (2011), no se consideraría funcional. Y a partir de aquí es cuando se debe plantear si podemos decir que existe un entrenamiento funcional y otro que no lo es.

Continuando con el objeto del post, según Tous (1999) es una cuestión terminológica. Hay que diferenciar entre el entrenamiento funcional en el entrenamiento deportivo y el entrenamiento funcional relativo a la funcionalidad de la tarea. El primero es aquel que atiende al entrenamiento de la vía neural con vistas a producir un óptimo rendimiento muscular, al que otros autores lo llaman el entrenamiento de los factores neurales (Cometti, 1989) y el segundo es en relación a la creación de movimientos que imitan las posiciones y situaciones naturales que se puedan dar en situaciones reales de la vida diaria o en la competición deportiva.

Cosio-Lima y otros (2003) definen entrenamiento funcional como la capacidad del sistema neuromuscular para realizar estabilización estática y dinámica, tanto en concéntrico como en excéntrico, en respuesta a la gravedad, fuerzas reactivas y momentos de fuerza.

Heredia y otros (2011) afirman que el entrenamiento funcional debe ser aquel que conduzca a establecer criterios básicos para el desarrollo de una correcta higiene postural en todas las acciones que se realicen de la vida diaria y laboral. Un planteamiento funcional de entrenamiento desde la perspectiva de:

  • Mejora de la capacidad neuromuscular de prestación/rendimiento en acciones de la vida diaria y laboral.
  • Complemento/compensación de los posibles desequilibrios que dichas acciones pueden conllevar.

Entonces, sin salirnos del entrenamiento con perspectiva de salud ¿hay un entrenamiento funcional y otro que no lo sea?

Referencias bibliográficas:

Cometti, G. Los métodos modernos de musculación. Barcelona: Paidotribo, 1998.

Cosio-Lima, L.M; Reynolds, K.L; Winter, C; Paolone, V; Jones, M.T. (2003). Effects of physioball and conventional floor exercises on early phase adaptations in back and abdominal “core” stability and balance in women. J. Strength Cond. Res. 17(4): 721–725.

Heredia, J.R., Isidro, F., Chulvi, I., Mata, F. (2011). Guía de ejercicios de fitness muscular. Sevilla, España: Wanceulen.

Real Academia Española. (2001). Diccionario de la lengua (22nd ed.). 

Tous Fajardo, J. Nuevas tendencias en fuerza y musculación. Barcelona: ergo, 1999.

5 pensamientos en “Concepto de entrenamiento funcional. No te equivoques.

  1. Raul Palacios

    Me parece una buena forma de acotar el termino “Entrenamiento Funcional” que cada día está mas extendido.

    Creo que deberíamos de darle cabida en el mundo más del rendimiento como salud para el deportista que en su día a día tiene gestos deportivos. Los hay que tienen que estar sentados delante del PC 10h y otros que se pasan las mismas horas entrenando para correr mejor o montando en bici y tambien lo entiendo como entrenamiento funcional.

    Muchas gracias por el apunte Ricardo!

    Responder
    1. Ricardo Vidal Ruiz Autor

      Hola Raúl,

      Sí, como dice Tous. Hay que diferenciar entre el entrenamiento funcional en el entrenamiento deportivo y el entrenamiento funcional relativo a la funcionalidad.

      Saludos!!

      Responder
  2. Héctor

    Entonces, Ricardo, sí existe diferenciación del entrenamiento funcional. El término de entrenamiento funcional que dices que hoy en día esta mal empleado, se define como un ejercicio que incluye una serie de cadenas cinéticas que tiene como objetivo mejorar la coordinación inter-muscular. Es decir, mejorar un gesto deportivo, o simplemente cualquier otro movimiento deportivo o no, en el que se incluya una cadena cinética muscular. Esta claro que si te vas a una clínica de rehabilitación, oirás halar de ejercicios funcionales, pero no son ejercicios funcionales propiamente, sino que son ejercicios que van orientados a la recuperación funcional de determinada articulación con sus correspondientes músculos implicados, sin entrar el factor cadena cinética de la que hablé antes. Así pues cabe destacar por una parte, los ejercicios funcionales (aquellos que nos ayudan a mejorar una cadena cinética determinada, por ejemplo una cargada de halterofilia, en la que no solo implica mejoras de fuerza sino de coordinación intermuscular y de técnica, haciendo más eficaz y más eficiente mi gesto deportivo), y por otra parte, los ejercicios “orientados” a la recuperación de la funcionalidad muscular, muy utilizados en las clínicas de rehabilitación (ejercicios para recuperar fuerza y potenciar musculatura que ha sufrido una lesión, o viene de una intervención quirúrgica en la que ha perdido funcionalidad, fuerza, potencia, rango articular, flexibilidad…) Y simplificándolo, un entrenamiento funcional es el que se implican diferentes grupos musculares para realizar el gesto sea deportivo o no, y el entrenamiento para recuperar la funcionalidad es el orientado a recuperar la fuerza, potencia, flexibilidad… perdida después de una lesión, intervención… siendo ejercicios muy analíticos y guiados por una máquina y menos lesivos, por ejemplo, una máquina de poleas para hacer pectorales. Así pues, se consideraría la máquina guiada por poleas la de entrenamiento para recuperar la funcionalidad musculo-articular y el pres de banca en el que no existen guías, sino que cargas la barra con tus manos y la función de las guías la hacen tus hombros, sería un ejercicio funcional.

    Creo que seria la clasificación más acertada. Espero haber colaborado en el debate sobre el término Funcional. Simplemente hay que discernir hacia que tipo de objetivo esta orientado.

    Un saludo.

    Responder
  3. Héctor

    Se me olvido… ¿hay un entrenamiento funcional y otro que no lo sea? Sí, lo que pasa que si le buscas las cinco patas al gato al final se la encuentras. Simplemente has hecho un juego de palabras, pero el entrenamiento funcional simplemente es un término que se utiliza para diferenciar entre entrenamiento analítico de las maquinas de gimnasio y entre el peso libre en el que entran diferentes sistemas musculares y dotan al ejercicio de más globalizad.

    Una respuesta con bastante más calidad creo yo.

    Responder
    1. Ricardo Vidal Ruiz Autor

      Qué tal Héctor,

      Te agradezco mucho tu aportación.

      Clasificación acertada y bien argumentada. Sin embargo creo que falta mencionar aquel entrenamiento funcional con el objetivo de compensar/complementar desequilibrios derivados de la actividad laboral o diaria. Ese entrenamiento que tiene que revertir aquello realizado en las 23h restantes del día que no se entrena. Para mi hay una clave, y la has dicho. Muy importante esclarecer el objetivo.

      No sé hasta qué punto el tipo de ejercicio o medio utilizado en el mismo puede determinar si es funcional o no, pero yo mantengo que no hay un entrenamiento funcional y otro que no lo sea. Esta afirmación siempre partiendo de aquellos ejercicios que siempre se empleen de la forma adecuada y necesaria hacia el objetivo acordado, de lo contrario no lo será.

      Saludos!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>